Humor gráfico. Recopilación de viñetas e ilustraciones diseñadas para artículos en prensa. Humor político y sátira social.

Televisión basura

Televisión basura

El nivelón de lo que algunos llaman “Televisión basura” parece estar más alto que nunca. Ya no sólo por la calidad de la programación, sobre la que uno podría caer en los típicos realities, sesiones de cotilleo, etc. No. No es sólo eso. Ahora lo que da verdadera grima es la utilización de ciertos programas…

Querellas everywhere

Querellas y más querellas

Investigar, investigar y más investigar: la labor de un auténtico periodista con la única finalidad de mostrar la verdad. Querellarse, querellarse y más querellarse: como hacen los gatos panza arriba (arañar hacia todos los lados) cuando te han, supuestamente, pillado “con el carrito del helado”. En un mundo idea, se es elegante, digno o digna…

Amarillofobia y pitadas

Amarillofobia y pitadas

El amarillo, que encima es mi color favorito en combinación con el gris y negro, resulta que ha convertido en un símbolo político, adorado y odiado a partes iguales. El problema es cuando se lleva al esperpento, y de eso, en nuestro país sabemos mucho, como bien indicaba Ramón María del Valle -Inclán.  

Formas de entender la política

Formas de entender la política

Ayer tuve una experiencia curiosa. Charlando sobre la detención de Puigdemont en Alemania, tuve un “momento de iluminación” interesante. Me di cuenta de algo muy obvio para la mayoría (no lo pongo en duda), pero que mi mente trata de obviar: no diferenciamos los partidos políticos de un equipo de fútbol del que te hace…

Recuerdas a los Refugiados?

¿Recuerdas a los Refugiados?

Cientos de miles de refugiados continúan atrapados en las fronteras europeas, pasando un invierno infernal. ¿Los recuerdas? No se cuando fue la última vez que vi en la tele algún tipo de noticia, reportaje o comentario sobre el destino de estas personas, que recordemos huyen de los horrores de la guerra. Los que no se ahogan…

Tsunamis de Odio

Tsunamis de ODIO

  Que levante la mano quien haya caído en que en estos últimos años, y ya no digamos en estos últimos días, si tuviésemos un medidor de odio junto al termómetro de pared, éste no hubiese estallado. Nos estamos acostumbrando al ODIO. Al odio gratuito. Es suficiente poner un comentario cualquiera en las redes sociales…